Lactancia y Trabajo

Lactancia y Trabajo

8 de cada 10 encuestadas declaran que conciliar la lactancia y el trabajo en relación de dependencia es una tarea difícil. 65% de las mujeres entrevistadas que amamantan y trabajan en relación de dependencia se extraen leche en un baño. Paradas, apuradas, escondidas, con falta de privacidad y en un ambiente sucio.

Encuesta a nivel nacional realizada por Liga de La Leche Argentina (LLLA) y Voices! que busca revelar la situación de las mujeres que buscan conciliar lactancia y trabajo. El estudio fue presentado en el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna en Accenture.

Algunos hallazgos del estudio:

  • Combinar lactancia y trabajo requiere de una red de sostén y apoyo tanto dentro como fuera del ámbito laboral. El apoyo de la pareja es el más fundamental (98%), seguido por el de la entidad empleadora (93%), el jefe directo (89%), que obtiene niveles de importancia similares al pediatra (85%).
  • Prima la percepción de que la institución empleadora no apoya la lactancia: 6 de cada 10 mujeres opinan que sus empleadores/as apoyan poco o nada la lactancia.
  • 2 de cada 10 mujeres indican que su trabajo estuvo en riesgo si continuaban la lactancia o se extraían leche en el trabajo y 3 de cada 10 afirman que la lactancia y extracción de leche disminuyó su potencial de desarrollo dentro de la entidad.
  • 8 de cada 10perciben que las mujeres en posiciones de liderazgo en el ámbito laboral no amamantaron.
  • Un tercio de las mujeres accedió a alguna flexibilidad horaria o trabajo desde la casa para favorecer la lactancia y un quinto de las encuestadas accedió a una política de horario progresivo (regreso gradual al trabajo).
  • La falta de cultura de lactancia en el ámbito laboral es tal que la amplia mayoría indicó que se sintió incómoda preguntando dónde podía extraerse leche (73%) y hablando en general acerca del tema de la lactancia con sus jefe o jefa (73%) y colegas (43%).
  • 8 de cada 10 mujeres declaran que en su lugar de trabajo no hay un lugar asignado para extraerse leche o amamantar. En la mayoría de los casos la extracción se realiza en un baño (65%), sin una silla donde sentarse.
Descargar informe Ver infografía